La misión es una parte vital de la estrategia de una organización; sirve para proyectarla hacia el futuro, para asegurar su sostenibilidad en el tiempo, para construir una cultura corporativa sólida y para inspirar a los colaboradores y llevarles a la excelencia. Infortunadamente, la mayoría de las declaraciones de misión carecen de los elementos necesarios para ser protagonistas de la

Colarse, mentir piadosamente, copiarse en un examen, guardarse las vueltas del mandado, falsificar la firma del papá en una tarea del colegio, comerse un signo de “pare” manejando, comprar a un policía de tránsito para evitar una multa… Todas estas acciones, pavorosamente cotidianas, tienen algo en común: forman parte de un camino que se va recorriendo de una manera, en